¿Qué es la Odontología Digital?
15863
post-template-default,single,single-post,postid-15863,single-format-standard,bridge-core-2.4.9,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-23.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

¿Qué es la Odontología Digital?

odontologia-digital

¿Qué es la Odontología Digital?

El mundo de la Odontología experimenta un cambio radical con la incorporación de tecnología digital

El mundo de la Odontología está experimentando un cambio radical en los últimos años, con la creciente incorporación de tecnología digital. Más rapidez, eficacia, seguridad y comodidad para el paciente son algunas de las aportaciones positivas que ofrece este avance, aunque también se advierten limitaciones y dificultades.

La Odontología Digital es un área de la Odontología moderna que utiliza tecnologías innovadoras de digitalización y procesamiento de imagen, junto con sistemas innovadores de construcción de nuevas piezas dentarias, órtesis y prótesis. El objetivo es hacer de forma más eficiente las tareas que en la actualidad se realizan de una manera manual, y que puede llevar a errores y posibles problemas futuros una vez implementados en el paciente. Además, es una manera de aportar una solución personalizada para cada paciente que requiera una nueva pieza dentaria, puente, prótesis, entre otras aplicaciones.

La Odontología digital es una revolución en este campo, que aporta y aportará grandes mejoras para los pacientes y la práctica profesional. Sin embargo, no todo lo digital es preciso, adecuado o está suficientemente desarrollado, y la pregunta que se hacen los expertos es qué tecnología deben empezar a aplicar.

A pesar de la falta de definición aún en muchos de sus aspectos, la digitalización de la clínica dental empieza a ser ya una realidad cotidiana. Poco a poco va invadiendo el terreno de la odontología tradicional, sobre todo en ámbitos como el de la Implantología. En estos momentos, prácticamente todo el trabajo diario se puede desarrollar íntegramente con procesos digitales, desde que el paciente entra en la clínica hasta que se le coloca la prótesis definitiva.

El diagnóstico y la planificación del tratamiento por imagen 3D, la cirugía guiada o la utilización de la tecnología de Diseño Asistido por Computadora (CAD) / Manufactura Asistida por Computadora (CAM), con diseño y fabricación guiados por ordenador, aportan una mayor precisión y exactitud. Las cámaras intraorales, los equipos radiólogos 2D y 3D, los sistemas informáticos de alta capacidad y bajo precio (que facilitaban el escaneado superficial para la impresión 3D y el volumétrico), así como los software de gestión y comunicación con el paciente, son también importantes áreas de desarrollo y evolución técnica en este ámbito.

Principales aportaciones

En general, se acepta que la Odontología digital aportará en todas sus aplicaciones mayor precisión, exactitud en los resultados y rapidez. No cabe duda que la Odontología digital está ofreciendo importantes beneficios para el trabajo clínico y para la atención odontológica que recibe el paciente. Entre las novedades que aporta este innovador abordaje, permite mayor precisión en el ajuste de prótesis y la eliminación o reducción del error humano (laboratorio/clínico).

También se apuntan como ventajas, las posibilidades que ofrece desde el punto de vista de la mejora de la planificación del tratamiento previo a su inicio, pudiendo obtener digitalmente el resultado final. Esto es lo que se denomina Odontología emocional, es decir, anticipar el resultado final y poder enseñar al paciente en una pantalla (y en una foto) cómo es previsible que quede su boca tras las intervención.

Con la Odontología digital también se favorece la planificación quirúrgica en TAC y hace posible cirugía guiada por ordenador.

Igualmente, gracias a los recursos tecnológicos digitales actuales se puede entregar/colocar una prótesis inmediata provisional al minuto de acabar la cirugía de implantes, pues está digitalizada previamente. Y, sin duda, ayuda a mejorar la comunicación clínico-laboratorio-paciente.