Piercings y braquets, una muy mala combinación - Dentality Clínica Dental
16178
post-template-default,single,single-post,postid-16178,single-format-standard,bridge-core-2.7.8,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-26.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

La mala combinación de piercings bucales y braquets

mala-combinacion-piercing-braquets-clinicas-dentality

La mala combinación de piercings bucales y braquets

Aunque prescindamos de braquets o cualquier tipo de ortodoncia, los piercings en la boca nunca es una buena opción. Pese a tener una gran cantidad de inconvenientes para la salud bucodental, muchas personas están en su decisión de realizarse la perforación a su gusto. Pero, ¿qué pasa si tengo braquets y decido hacerme uno? o ¿qué pasa si tengo un piercing y me ponen braquets? Pues en este post, te contamos los inconvenientes de este tipo de perforación.

¿Cómo afecta a nuestra boca los piercings?

En nuestra cavidad bucal, viven un montón de bacterias, además de restos de comida que se acumulan y al no tener una limpieza total de nuestra perforación puede crear infecciones e inflamaciones. Por norma general, las personas con perforaciones en esta zona, suelen morder el pendiente, lo que a la larga dañaría el esmalte dental.

Inconvenientes de los piercings en la boca:

A la hora de la realización de piercings, la primera recomendación es no humedecerlo de manera continuada, por lo que un piercing en la boca tiene una cicatrización difícil debido a la humedad constante. Esto, puede llevar a problemas como:

  • Recesión gingival: La encía se retrae, dejado al descubierto partes de los dientes, sensibilizándolos a nuevas infecciones.
  • Desgaste de dientes: Debido al roce del pendiente con los dientes, acabará desgastando nuestro esmalte dental, lo que provocará sensibilidad en los dientes, manchas y rozadoras.
  • Pérdida de gusto: Después de una perforación bucal, puede haber alteraciones nerviosas, que perjudiquen a nuestras papilas gustativas, e incluso la barra del pendiente puede cambiarnos los sabores.
  • Alteración del habla: En sonidos como la r, t y s.
  • Infecciones: Debido a las perforaciones, pueden darse el caso de infecciones locales, que se extiendan por la boca y creen problemas más graves.
  • Enganche con la ortodoncia: Si estás usando ortodoncia, es posible que el pendiente se enganche en los braquets, retrasando su función, por lo que acabarás llevándolo por más tiempo.

Si estás pensando realizarte algún tipo de piercing bucal y usas braquets o el caso contrario, ven a visitarnos a cualquiera de nuestras clínicas Dentality y te asesoraremos de la mejor manera posible.